Skip to content

8 N en la blogósfera amiga, en la prensa y en la discografía de Julio Iglesias.

12/11/2012

Que el 8N no de lugar a cambios electorales inmediatamente perceptibles o a disrupciones dramáticas, no quiere decir que no produzca ninguna consecuencia. Seguro que ha dado lugar al surgimiento de posiciones muy disimiles en la blogosfera cercana al kirchnerismo(nuestra divisa también). Entre cientos de pronunciamientos una pequeña muestra de las variaciones posibles. Para Mendieta son los mismos de siempre solo que unidos y exaltados. Para Esperanza Casullo la complejidad de la situación exige la presencia de un experto mediador (lo que supone que el 8N ni es inocuo, ni es homogéneo).
Precisamente en Artepolítica se plantean las preguntas derivadas de una percepción matizada: algo insiste, algo cambia, y por lo tanto cabe esperar del gobierno reacciones que deben estar calibradas en función de la respuesta a una ecuación: “El otro dilema del Gobierno es: ponele que “pierda” alguna parte de su electorado en sectores medios. No es tan claro, pero puede ser. ¿Se puede arriesgar a perder un solo voto más abajo de la pirámide social? ¿Y eso cómo se hace? ¿Va a ser con o sin movilización social? ¿Se puede polarizar “de verdad” esta sociedad?.
Fuera de la blogósfera, en Pagina 12, Wainfeld, que plantea algo parecido a esa ecuación, nota bien que esas reacciones se haran, no se declararán (o sea: habrá que esperar y ver, tal como ya ha sucedido otras veces). En La Nación del Lunes 12 Mariano Obarrio, percibe cual puede ser la herida y se anticipa a los hechos proyectando sus deseos. Afirma, sin fuentes reconocibles que en el PJ hay “temor electoral”. Puede que no sea cierto Pero que no les quepa dudas: por ahí viene la cosa. No se trata de estimular ninguna otra candidatura opositora que la que pueda proporcionar la superación del kirchnerismo (claro, por derecha, por otro lado, pero tal como se lo imaginaban los estrategas de la “superación”).
En el camino del tentempie, la blogosfera nos hace acordar de “a veces si, a veces no”, la bonita canción del camarada Julio Iglesias. (En el blogroll de la parte sinestesia de este blog están preparando las armas para ejecutarme).

Anuncios

From → 8N

2 comentarios
  1. Lucas permalink

    ¿Cuando el kirchnerismo (cuándo el peronismo) ganó elecciones sin alianzas? El 8N me parece que tiene una virtud: mostró la falla en la polarización (que, hay que notar que acá coinciden Novaro y Svampa, es más intelectual que “real”). Eso no puede ser otra cosa que una gran oportunidad para el oficialismo: oportunidad de que produzca una de ese reinvenciones que “articulen” con esas demandas universales que se pronunciaron en la marcha/manifestación (y una de esas, pro cierto, que sea tan efectiva como discursiva, y no solamente lo segundo). Bueno, sería una oportunidad… salvo que tengan razón los que hablan de chocadores de calesitas, claro…
    En fin, también mucho análisis que, en el análisis del “fenómeno” 8N, no para de hablar del “8N -1”, es decir, de todo lo que el 8N “expresa” lo que ya era/estaba… (Espero que el círculo de comunicadores del gobierno no se inteoxique con esa literatura…)

  2. Coincido totalmente con los peligros de la autointoxicación, con el carácter relativamente acotado de la polarización extrema, y con el peligro que representa para el gobierno desdeñar las alianzas. Solo podría agregar algo además de lo que vos decís y de lo que yo ya dije: desde las elecciones que el gobierno viene actuando como “un nuevo rico de los votos”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: