Skip to content

Córdoba y los abismos de la desigualdad.

04/12/2013

Desde hace seis años viajo a córdoba varias veces por año y recorro algunos barrios, especialmente el barrio en que vivi cuando tenía entre 6 y 12 años. La ciudad no deja de asombrarme por  las transformaciones que, me llama la atención, no estén más en primer plano en la crónica de los hechos de hoy. Seguramente el cuadro es incompleto y superficial, pero en algún grado todo lo que decimos de aquí en más, es parte de la ecuación del estallido.

 Una de las grandes transformaciones de Córdoba capital son las ciudades dormitorios, satélites o como quiera llamárselas. Son el resultado de la erradicación de villas que ocupaban terrenos caros a la especulación inmobiliaria y al boom inmobiliario que trajo la recuperación económica de la provincia de la mano de la soja y la consolidación de la industria automotriz. Pero también son una herida en la sociedad (y de esta herida difícilmente alguien se hace cargo). Las ciudades dormitorio eran la promesa de relocalización “justa” y con servicios suficientes para las nuevas unidades habitacionales. Resulto en unidades inmobiliariamente miserables y segregadas por un celoso cerco policial que retiene en esas ciudades a miles de ciudadanos que, por portación de edad, cara, zapatillas inconsistentes con el prejuicio del observador, etc son objeto de retenes policiales sistemáticos. Los retenes demoran, aíslan y ofenden. Este orden que se aceitaba con los recursos que el narcotráfico le derivaba a la policía ha perdido transitoriamente su lubricante. Las denuncias sobre el narcoescandalo traen penuria a los guardianes del orden, mientras la inflación atiza el ánimo humillado de los excluidos de siempre en un contexto en que cierto estancamiento da lugar a más motivos de queja.

Me asombra, cada vez que voy, la ausencia, la debilidad relativa de la presencia numérica de aquellos sujetos que el racismo impiadoso de Córdoba podía llamar “negrazones”. Viví en Córdoba y la convivencia de descendientes de europeos, de sujetos que se reconocen como “blancos” y población hija del crisol de conquistadores, pueblos originarios, era una realidad problemática. El grado en que lo era esta grabado en la piedra aparentemente leve, pero ominosa, de un humor que por muy gracioso que sea “pone las cosas y los hombres en su lugar”. El famoso humor cordobés ordena y ordenaba las diferencias de clase y expresaba, muchas veces, no siempre, en la perspectiva blanca, el ridículo del “negro” en el salón. Las ciudades dormitorio segregaron geográficamente una población marcada por su pobreza y por su “biotipo”. Justamente: su circulación en la ciudad, en horarios y lugares rigurosamente vigilados, es la función de una policía que desde su sola presencia física es también temible. En tiempos normales en Córdoba hay mucha policía en la calle, en todos lados, especialmente en el centro y en donde “los negros no deben estar”. Mucha en serio. Policías que ademas de ostentar uniformes llamativos, armas, y patrulleros que van y vienen, son curiosamente grandotes. La policía en Córdoba me daba la impresión de ser una gendarmería permanente, beligerante y numerosa. Son un factor vital del orden social imperante. Ese orden social que aisló a “los negros” en las ciudades dormitorio. Y es de esperar que si se ausenta ese orden no funcione en automático.

Y no hay que dejar de observar la contraparte. Nueva Córdoba, barrio emblemático de los beneficios del boom de la soja, tiene verdulerías decoradas al modo de New York, vinerias finas, panaderías francesas, fotocopiadoras de lujo. Tiene de ese tipo de negocios en cantidades increíbles: uno de cada uno en cada cuadra en la que ademas siempre hay una casa de ropas de marcas personalizadas y locales nocturnos para la diversión de miles de estudiantes que vienen a estudiar desde las prósperas localidades vinculadas a la expansión del agronegocio. Todo para una población de estudiantes que no gasta menos de 20000 pesos mensuales y viaja habitualmente a EEUU, Europa y el caribe. No todos los habitantes de Nueva Córdoba viven así, pero hay mucha gente que en nueva Córdoba vive así. En la Nueva Córdoba los “negros” casi no tienen lugar: ni como dependientes de almacén, ni repositores o asistentes de limpieza. Hasta para esos “puestos viles” se ve la presencia dominante de hijos de colonos gringos más pobres, pero “blancos”. La de los “negros” es una presencia rara, que no amenaza por que, se sabe, está la policía que mira, para, expulsa al “invasor”. La policía garantizaba ese orden y en gran medida  parasitaba de otro prospero negocio: el del tráfico de drogas.

Amigos míos, progres, mentan los peligros de la bajada de San Vicente, un barrio pobre, como si se tratase de Harlem retratado por los progres blancos de NY. Es obvio que con ese progresismo combatiente y colonial que habilitó la vulgata sociológica no se evita, en las expresiones cotidianas, la posibilidad de redoblar algo que no es más racista porque, además de todo, es muy clasista. Viajé a la bajada San Vicente y comprobé que la distancia entre el relato y la realidad que intuía iba a comprobar:  era exactamente la misma que pude palpar cuarenta años antes cuando, violando la prohibición familiar, fuimos en bicicleta con los chicos del barrio a la “temible” bajada de San Vicente. Y descubrimos nada: sí, un barrio pobre más, unos peligros más, nada del otro mundo. Hasta los críticos han caido en las trampas del orden. Se lo entiende, entonces, a Andrés Rivera viviendo, obrando en Córdoba según la máxima “no ser un burgués es una teoría y una práctica” .

Volvamos al lenguaje “antiguo” que tal vez tenga algo para decirnos: es preciso trascender la posición de “fracción subordinada de la burguesía” y de “minoría blanca” para ver Córdoba con los ojos bien abiertos. Córdoba es entre otras cosas un cruce explosivo de lógicas de exclusión que dejaron en la desigualdad abisal, “gritante” y congelada, un “pueblo” entero. No reivindico el saqueo, no lo miro románticamente. Tampoco creo que sea sólo espontáneo, pero entiendo el carácter masivo del horror que emerge para todos lados cuando uno de los principales reaseguros de ese orden era la presencia constante, masiva, pedagógica, correctiva de una policía que desapareció de la ciudad. La córdoba dividida y desigualada a la fuerzan ha mostrado por un segundo la arquitectura y el dolor generalmente enmudecidos de su constitución social.

PD: el año pasado habíamos escrito, aquí mismo, algo sobre la exclusión en Córdoba. http://wp.me/p2SPeH-1O  (cordobesismo y bantustanes).

Anuncios

From → Uncategorized

222 comentarios
  1. La nota comete errores graves que paso a enumerar.
    1. Confunde barrios ciudades –que son los que construyó el Gobierno– con ciudades dormitorios, que son las localidades que rodean a la Capital.
    2. Hace una generalización malintencionada de Nueva Córdoba. Habla de “verdulerías decoradas al modo de New York, vinerias finas, panaderías francesas, fotocopiadoras de lujo”, desafío al autor a que nombre y ubique al menos tres ejemplos de estos locales. El “nene bien” de Nueva Córdoba que contrapone al “negro de mierda” de los barrios ciudades o de San Vicente es, al menos, exagerado. Describe al barrio como un gheto blanco, nada más alejado de la realidad. Y ejemplo de eso es recorrer el Buen Pastor o el parque Sarmiento un fin de semana.
    3. Habla de San Vicente como “un barrio pobre más, unos peligros más, nada del otro mundo” y describe un lugar que no existe: “la Bajada San Vicente”. Soy del barrio, y no existe ese lugar, y no se cuáles son los parámetros que usa para catalogarlo como “pobre” y compararlo con el Harlem. San Vicente es un barrio profundamente identitario,
    Es una mirada etnocentrista que utiliza generalizaciones y estereotipos para sostener una tesis que intenta explicar la barbarie del 3 y 4 de diciembre. Pero como cordobés, creo que se equivoca profundamente.

    • Sobre los dos primeros errores”graves” que decis ya respondí, pero repito por que parece sos de los que cree que repetir una mentira da verdad: Nueva Córdoba es bastante próspera y no lo podes negar. No es ninguna generalización porque no dije, y no lo dije textual e intencionalmente, TODA NUEVA CORDOBA. Y si queres vamos juntos y contamos los negocios, comparamos con otros barrios, incluso con otros barrios universitarios, a ver si estoy mintiendo. EN mi próximo viaje voy y rte muestro los negocios sin ningún problema. BUen Pastor es mucho mejor ejemplo de lqo eu digo que de lo que vos queres rebatir: y no te digo escuchar a la gente y lo que dice en Colores Santos. Lo de los Barrios ciudades: si te fijas bien, podes ver que desde hace un año que use el nombre así, un poco a proposito para no usar su nombre oficial-una verguenza-. De hecho conozco el nombre y si te tomas el trabajo de leer bien, te lo pido por favor que lo hagas, podes ver que hasta puse bibliografía al respecto. Y planteando la misma cuestión que ahora, pero hace UN AÑO. Justamente afirmando que era un caso de segregación territorial. Lo de San VIcente: yo no confundo nada. Lo que digo justamente es lo contrario: que lo prejuicio los confunde. Y referí en ese caso, al prejuicio progre para decir, especificamente, que para ser racista no hay que ser de derecha. Por último: lo que escribí, y textualmente, eta al aincio, no pretende ser la explicación sino parte de la ecuación. entretato, de rebote reconoces algo: reputas a título de exageración algo que, dsdeya no podés negar.

      • Antes que nada, te pido disculpas por haber escrito en “caliente”. Coincidimos en la lógica segregacionista de los barrios ciudades, y evidentemente entendí mal lo de San Vicente (es una cuestión menor, pero en serio, ¿cuál es la bajada San Vicente?). Sobre Nueva Córdoba, sigo sosteniendo que tu descripción es exagerada. No creo que funcione como un gueto de blancos ni que su vida sea endogámica, al contrario, es sí un lugar de encuentro para universitarios, vivas o no vivas ahí (todos los que pasamos por la UNC lo sabemos, no hay fin de semana por fuera de Nueva Córdoba). Sobre las vinerías, en este momento recuerdo dos o tres, y tampoco creo que estén orientadas exclusivamente al público general de ese barrio.
        En este sentido, lo que funcionan como verdaderos guetos de ricos (y ahí sí podría coincidir con tu análisis), son los countries y barrios privados que proliferaron en los últimos 10 años.

        • Hola Diego: vamos ajustando la diferencia, un poco al menos. Y te agradezco que lo puedas digas.Aceptame algo sobre los negocios y un par de aclaraciones. Lo primero tiene que ver con el ritmo en que crecieron esos negocios: yo viaje varios años seguidos y al principio no era tanto. Este año, estuve en Nueva Córdoba y me pareció increible la multiplicación. No son dos tres es una cada al menos seis cuadras. Y eso en todos los rubros. Decis que no están orientadas al público en general y estoy de acuerdo. Pero como interpretar el crecimiento sino como que abracan cada vez más público?. Esto excede lo que yo queria decir (“alguna gente vivi así, no todos”). Pero además creo que yo estoy enfocando Nueva Córdoba de Buen Pastor para arriba y vos me hablás de toda Nueva Córdoba. Y es cierto que ese sesgo aumenta la difereencia.
          Las aclaraciones: yo no hable de ghetos de blancos, En todo caso de ghetos de negros (lo cual reconozco es impreciso). De endogamia tampoco. Es cierto que el ejemplo de algo parecido a eso son barrios cerrados pero a mi no me interesaba mostrar que son cerrados (eso iba por otro lado en mi argumento, eso tiene que ver con la mirada racista que no siempre necesita gheto). Lo que quería decir con esa descripción es que hay contrastes muy fuertes. Si le agregás lo qu vos decis, tal vez se pueda hablar de endogamia. El punto es que las cosas no necesitan ser más teribles para ser ya terribles. San Vicente es el barrio San Vicente que como vos u otro comentarista dijeron (y yo también) es un barrio bastante mezclado (y cuando yo era chico te lo vendían como un quilombo). No hay más misterio en eso que el que crea el prejuicio. Yo no se tu edad ni de que zona de Córdoba Capital sos. Pero lo mismo nos pasaba con lo que en mi barrio (Maipú) llamabamos el Barrio Chino (que no se si existiá siquiera pero todos decíamos que era “tremendo”). Abrazo, Pablo

      • Soy, en efecto, de barrio Altamira, que es uno de los barrios que compone la “República de San Vicente”. El barrio chino existía, estaba en el extremo este del parque Sarmiento, y lo erradicaron en la época de Ramón Mestre padre. En ese lugar construyeron un instituto terciario provincial y una avenida. En realidad, estaba pegado a barrio Colón más que a Maipú.
        Sobre Nueva Córdoba, no dije que habías escrito que era un gueto, pero así lo interpreté de este párrafo: ” En la Nueva Córdoba los “negros” casi no tienen lugar: ni como dependientes de almacén, ni repositores o asistentes de limpieza. Hasta para esos “puestos viles” se ve la presencia dominante de hijos de colonos gringos más pobres, pero “blancos”. ”
        Pablo, lo más exclusivo de Nueva Córdoba son los locales del Buen Pastor (que son pocos)… El resto es variopinto, tenés desde ropa traída de Once o Avellaneda, hasta alguna marca (pero que tampoco es exclusiva, son las más conocidas)… Las calles con más desarrollo comercial de ese barrio son la Rondeau, en la parte baja, y la Estrada – Pueyrredón, en la parte alta, más cercana a la ex Casa de las Tejas. Creo, con toda honestidad, que es un barrio que posee espacios públicos apropiados por todas las clases… Además, Nueva Córdoba está pegado a Bella Vista y Güemes, que son barrios bien populares.
        Por eso creo que el ejemplo de Nueva Córdoba no fue el mejor.
        Te comento algo que sí refuerza tu teoría: la proliferación de barrios cerrados que no pueden serlo, por no cumplir la ordenanza de countries, y que realizan “controles de ingreso” a través de guardias privados. Son cerca de 50 y están diseminados por el sur y noroeste de la ciudad.

        • Ok!.. Entiendo la diferencia. Vos decis ghetto como cerrrado a negros y yo entendía como blancos absolutamente cerrados entre ellos. Entiendo que se pueda hacer esa lectura, no era mi intención. Con lo de “cada vez menos negros” me parece que es otra cosa: yo vivi en un barrio bien mixto, aunque las diferencias se hacían notar y jerarquizaban. Yo por ahi soy medio obsesivo y te puedo jurar que me fije bastante en quienes eran repositores en esos negocios y eran todos blancos, muchos parecían o eran venidos del interior de la provincia. Que la plaza de buen pastor es ocupada plurisocialmente, si dentro de ciertos límites de nivel socioeconómico. Hay una parte de los jóvenes mas chetos que va para la zona del Chateau y en los útimos años la zona de ocio se expandió mucho hacia la cañada, el paseo de las artes, que asu vez se sofisticó bastante en los últimos cinco años. Hay mejores ejemplos estoy de acuerdo.

  2. Carlos tábano permalink

    El país viene deslizándose por el tobogán de la decadencia desde 1930 y ningún gobierno pudo, quiso o supo dar solución definitiva a la gran desigualdad en la distribución del Producto y en la posesión de bienes materiales. Se habla de los delitos contra la propiedad, pero es mucha la gente que la mira desde afuera, con la ñata contra el vidrio, porque carece de lo más elemental. Privemos a un ser humano de la educación en su sentido más amplio y obtendremos un mamífero en estado salvaje, no una simple mascota sino un yaguareté o un jabalí. Vivimos en una sociedad anómica porque no cumplimos ni hacemos cumplir las normas jurídicas y de urbanidad. Somos lo que hacemos, no lo que tenemos, y la diferencia entre los verbos ser y tener es abismal.

    • Bueno antes de 1930 también excluimos, solo que como matamos a todos no hay nadie que se queje.

      • Verónica Díaz Ortiz permalink

        verdad. Y si no, cómo se explica que no hay población de color negra en nuestro país? Pero igual ésta , si bien todo en el fondo tiene que ver, creo que es otra discusión que creo los argentinos nos recontra debemos….

  3. Mario permalink

    Es interesante leer y analizar este artículo redactado por Ud. Pablo, donde vi verdades y falacias. León Tolstoi decía “Describe tu aldea y describirás al mundo” es decir a mi entender es difícil analizar en un todo un lugar a 700 km. de distancia Hablemos primero los puntos a favor; es verdad que este gobierno neoliberal que está en el poder desde hace 14 años erradico villas y las llevo (Barrios Ciudad) fuera del radio de la Av. Circunvalación, ahora que estén cercados y con viviendas precarias, amigo alguien le paso mala letra, ya que allí conviven los mayores punteros políticos del partido gobernante, aclaro los Narcos que están involucrados en “narcoescandalo” se encuentran en barrios obreros (Müller o Va. Páez) a unas 20 cuadras del centro y no en estos barrios Ciudad. Otro punto en el que estoy en parte de acuerdo es el círculo sobre parte del centro para que no ingrese el “gorra” para que no afee el sector, este concepto neonazi impuesto por De la Sota hay erradicarlo y ayudar a gpos. como La Luciérnaga u otra ONG que luchan por ello. Es verdad también que el barrio Nueva Córdoba creció por el boom sojero, pero más creció Barrio Gral. Paz, ahora la visión de Nueva Córdoba como el Nueva York cordobés, algo me debo haber perdido en el camino, en referencia a los gastos de los estudiantes que viven allí hay un estudio de la Facultad de Ciencias Económicas de la UNC en el cual indica que de los 15.000 estudiantes que viven en el barrio el 35% trabaja, el 90% alquila y el gasto por cápita es de $ 6.000 por mes. En referencia a la Policía la representa como una legión pretoriana, donde sus integrantes parecen haber sido importados de los bosques de Baviera, Pablo si vio por la TV cuando se acuartelaron, se habrá fijado en la pinta a los muchachos? Me gustaría saber a dónde escucho ese humor donde utiliza la perspectiva blanca sobre el ridículo del negro hasta donde yo sé el humor cordobés se basa en lo absurdo. Otra pregunta? Habla de la bajada San Vicente, a donde lo llevaron, yo hace más de 40 años que vivo en el populoso barrio de San Vicente donde conviven por igual el “negrazón” con “blanco” descendiente de europeos, es un barrio obrero pero no el Harlem cordobés que describe. Le aclaro mi barrio no es una exención, lo invito Pablo retome esa bicicleta que dejo de niño, ponga en el MP3 el tema de la Mona Jimenez “el Marginal” y recorra barrios como Alberdi, San Martin o Gral. Bustos y se llevara una sorpresa. Dice la Dra. Dore “La Marginalidad Urbana es el nuevo racismo en la sociedad del Siglo 21” donde los jóvenes son excluidos en forma agrede por los gobernantes de turno, con políticas asistencialistas de baja monta y no brindándole las herramientas para salir de ellas como son el trabajo, la educación y la integración. Eso es lo que existe en Córdoba, igual que en Rosario o en Bs.As. La teoría racista del negro y el blanco que plantea Pablo es más aplicable en las provincias de norte o patagónicas de nuestro país donde se caracteriza el blanco – el criollo – el indio.-

    • Maestro vamos por partes. Te contesto largo y te comprometo a que respondas, por que pareces un interlocutor serio. Me banco las ironías, porque yo las hago, pero me parece que hay un par de cosas que no tomaste en cuenta y realmente estaban dichas así que las subrayo y las despliego.

      Lo que entendiste de Harlem/San Vicente muestra que seguro que yo lo escribí para el orto por que lo entendiste al revés. Estoy de acuerdo con lo que decís pero no con lo que me atribuís decir. Lo que decía es que hasta los progres son racistas, porque son ellos los que te decían “la bajada de San vicente es demoníaca” no yo. Y lo decía como demostración de la extensión de un prejuicio, no de una realidad. Incluso, y perdona que me extienda, me basaba en otra ironía que seguro se escapó porque era un chiste para tres: yo tampoco creo que el Harlem sea como lo pintan los sociólogos blancos progres. Ese era el punto de partida, si querés confuso, pero el que le di a la frase. Justamente lo que decía era ademas, que un chico se daba cuenta que esa mirada de San Vicente era un prejuicio de clase de unos tipos que no eran de derecha sino progres. Y no es que al chico lo llevaron sino que el chico se escapó-eso lo leiste mal vos-, porque, justamente, los prejuicios paternos lo tenían como lugar “peligroso”. Y lo decía ademas como forma de camuflar, el hecho de que no sólo hace 40 años, sino hace muy poco tiempo vi como operaba ese prejuicio en personas que se dicen igualitarias, revolucionarias y todo eso.
      Lo de la guardia pretoriana: yo los describi como controladores y beligerantes no como “arios”. No se si cabe el término “guardia pretoriana”, pero en todo caso vos y yo sabemos que en todos lados eso es lo que se da: los policías que castigan pobres son reclutados entre los pobres.
      Lo de Nueva Córdoba. Explícitamente dije, te pediría que me digas si no es así, que no son todos los que viven así sino que muchos viven así. Además me referí a un nivel de consumo estimable por el tipo de negocios y no dije que era Nueva York sino que las verdulerías estaban estéticamente dispuestas como las de NY. Se que hay otros Barrios que viven procesos parecidos, el que yo vi es Nueva Córdoba y en mi argumento el único papel que cumple es mostrar que tenes una polarización que además de todo es muy expuesta. La encuesta no la conozco, si me la haces llegar te agradezco. Si lo que dice del gasto es un promedio lo entiendo a favor de mi argumento por varias razones: seguramente hay gente que gasta más que el promedio, mucha gente no declara todos los gastos, muchas veces los estudiantes son hermanos y entonces al compartir el alquiler queda guita libre para el consumo. Pero, para hacerla corta: vos viste lo de las vinerías?. Venden cosas buenas y caras, no son kioskitos que venden Fernet. Y hay decenas!. A quien le venden?: van los de San Vicente para allá?. No se, me parece obstinación en desmentirme.
      Dicho esto: lo primero que dije es que ni a 700 km como decís vos, ni siendo local. Vivi en córdoba, viajo mucho a Córdoba y, encima leo las investigaciones que se hacen sobre Córdoba. Inversamente hay gente que vive en Córdoba y desconoce el racismo que vos si conocés.
      Lo del humor cordobés. Conozco el humor cordobés, entiendo lo que decís y es verdad, pero en parte. Justamente quise plantear una posibilidad distinta de la que se plantea habitualmente no solo en el sentido común sino en entre académicos-que es con los que discutía este blog, hasta esta nota que se leyo muchísimo más alla del “ambiente”. En “el ambiente” se habla siempre acerca del del humor como forma de subversión y erosión de la autoridad. Dado que el pobre no puede desafiar a la autoridad se burla. Se toma en los análisis la pertinencia de la figura del bufón, por ejemplo. Y es cierto que en el humor y el chisme eso ocurre muchas veces: son formas disimuladas de desafío. Pero y el texto lo dice, explícitamente, esa es una posibilidad, pero no la única. La otra es la que nadie dice y yo quise decir y vos definis como “particular”. He presenciado como en ciertos contextos el humor que es un código generalizado en Córdoba es usado acremente por personas con autoridad sobre subordinados que no pueden contestar. He presenciado, más aún, como ese uso “pro-jerarquico” del código del humor es recurrente y aprovechado en cualquier situación. Va el cartero a hablar con el conserje de un hotel (en esa situación el conserje esa superordinado), y va con la dirección equivocada. El conserje le dice que esta equivocado con un chiste. El cartero se retira humillado. Cuando vos haces un chiste sobre tu interlocutor y tu interlocutor no se ríe, ni forzadamente, ese uso del humor es autoritario. Y cuando la diferencia de nivel social opera en la disimetría eso es clasista. Y cuando eso es recurrente es un mecanismo no un accidente. Un plano en que observe muchísimo eso fue en la escuela: las maestras se t cagaban de risa, mas si eras “negro”, pero no te permitían ni reirte ni responder. Y he presenciado miles de veces, en la escuela, el insulto chinita y vago dicho por la maestra blanca al alumno mestizo. Me sorprendería que no hayas visto nunca algo así y que te parezca tan descaminado intepretarlo como lo interpreto. Se que el sentido común no me autoriza a decir lo que digo. Para eso estamos, para contradecirlo. Una situación bien linda que ilustra esto es que un día, caminando por Duarte Quirós un tipo grandote, bien vestido, blanco, se choco un pibe con gorra. Para mi que fue como en fútbol obstrucción, pero no se. Lo cierto es que luego del choque el “guapo” dijo “te has comprado la vereda?”. En fin vos podes oponerme y yo acordaría que hay ejemplos en sentido contrario. Por ejemplo una señora que desafía el machismo con humor. Va en el colectivo llenísimo, y le vienen tocando el culo y dice “chofer adelante estan cantando?. Porque atras están tocando”. Ese caso es lo contrario de lo que digo y lo pongo como prueba de que entiendo y comparto lo que decís. Espero que la ampliación te haga entender que lo que yo pienso, aunque no sea lo que todos digan, tiene su razón.

    • Ya te respondi en otro mensaje, no se por que sale de nuevo el mensaje. Aporvecho para responder otra cosa. En realidad es una duda: lo que vos decis acerca de que vale para el Norte a mi no me queda tan claro. Creo que una de las mejores formas de ser racista es decir que son los otros. Claro que lo que yo digo para Córdoba vale para Rosario y GBA. Y en ese sentido creo que es al revés de lo que decis: acá en el sur somos bastante mas racista de lo que creemos. De hecho hay bibliografía que empieza a plantear estas cosas.

  4. sergioenbuenosaires permalink

    En este blog se pueden leer opiniones sobre el tema que se apoyan en lo que toda opinión debería tener: respeto del otro, entendimiento abierto a la divergencia, claridad, ARGUMENTOS (y no diatribas), elementos que nos permiten reflexionar sobre un drama que nos concierne a todos.

  5. Mariana Vange permalink

    Estoy agotada del gente foránea opinando sobre lo que no vivencia a diario. Agotada estoy de gente que dice y dice y no comunica nada. Estoy realmente agotada de tanta palabra sin acción. Pablo respeto tus ideas porque entiendo SOS un ser humano, pero tu escrito es una vergüenza para la sociología, la sociología trabaja sobe la mayoría y lo general, y tu análisis no es más que una foto de tu resentimiento, baja autoestima y la necesidad imperiosa de quince minutos de fama. No voy a entrar en detalles ya que gastaría mucho tiempo y no vale la Peña, sólo deseó que encuentres tu camino y alguna vez dejes de sentirte un frustrado. Por ultimo, tu escrito no ayuda en nada, sólo alimente una herida sobre la que hay que aplicar remedios desde acciones concretas y no una verborragia escrita inútil. Te deseó lo mejor, pero por favor, deja de escribir sin fundamentos

    • Mariana Vange permalink

      Perdón por los errores de mi escrito, es el corrector más la impotencia. Gracias si me públicas. Exitos

      • “Foranea”. Foraneas son las ONG que denuncian lo mismo que digo yo?. Tengo que sacar nacionalidad cordobesa para poder decir que hay prácticas racistas. Tu forma de calificar mi posición demuestra la razón que me asiste.

        • Bueno, hablando de la desigualdad a nivel infraestructural. Por què en Còrdoba no hay bancos casi?, por què no hay baños públicos? por què a los pobres no los dejan entrar en las bibliotecas pùblicas? (ya van varios reclamos que yo misma he presenciado)?

        • Disculpa la demora en aprobar el comentario. habia dejado el blog colgado por meses. En relación a tu pregunta: tal vez por algo que se entiende si lees al ultimo comentarista. Para el se justifica segregar. Tal vez la policía y los formuladores de politicas piensen como el.

      • Lucas permalink

        Mariana Vange, el agotamiento es mal consejero para la claridad mental. Descanse y luego vuelva, porque lo que ha opinado es muestra de arrogancia e ignorancia, lisa y llana, respectivamente.

    • La sociología trabaja sobre la totalidad, no sobre “la mayoría” que ademas no es evidente. La diferencia, el conflicto, la minoría son parte de la totalidad y solo conociendo esas partes uno sabe como es realmente el todo. Gracias por respetarme como ser humano y descalificarme como foráneo. Invitame a un Spa en San Marcos Sierra para que se me vaya la frustración. Pero dejame elegir la compañia.

      • Genial, Pablo!!! Yo trabajo con el tema de la desigualdad social a través de la literatura. Con una visión integradora de los “cuartetos” a la historia de la literatura argentina y al sistema literario cordobés. Hice un curso con vos. Aquí mi blog donde tomè prestado tu análisis. Foràneo o no …Lo has dicho de manera contundente. Yo trabajo en una ONG y hasta hace poco me despidieron por una discriminación ideológica (Padre Claret, salió en varios medios). Me acompaña mi pareja, quien también sufrió de “situación de calle” afortunadamente hace tiempo ya. Ambos lo leìmos y nos pareció genial! Saludos fraternales desde Còrdoba. http://www.ladoctaliteraria.blogspot.com.ar

  6. carlos permalink

    La desigualdad es la base de todas estas acciones y es algo que la humanidad ha venido sufriendo desde sus inicios y ha buscado muchas maneras de combatirla, desde la extrema izquierda a la extrema derecha hablando en términos ideológicos y económicos, y también encapsulando la pobreza o la riqueza (villa o country) o inventando dioses y religiones, pero la desigualdad por más que no nos guste es inherente a la sociedad humana, somos seres egoístas, únicos y en constante cambio, En el país la tendencia es el uso de la fuerza, lo vemos en las barras del fútbol, en los dirigentes que se meten a base de coacción la meta es el poder, entonces para que educarse si viene un bruto y a los golpes o con amenazas impone su verdad, hace mucho tiempo que el país viene siendo gobernado por aventureros oportunistas y por lo visto tenemos para rato.

  7. Susana permalink

    Me da mucha bronca porque todos los que escriben (acabo de leer a Fidanza) hablan de desigualdad pero nadie dice quien trajo la desigualdad, tengo 74 años y vivi toda mi vida el peronismo nefasto en todas sus facetas, quien enquisto la desigualdad?: PERON, recuerdan lo que dice la marcha peronista?: “combatiendo el capital”, recuerdan la quema de las Iglesias?, “atarlos con alambre de pua”, “alpargatas si libros no” , “por cada uno de nosotros que muera moriran 5 de ellos”, etc etc….No hay nadie que analice el ORIGEN de la desigualdad?

    • Pedón, si hay gente que ha trabajado, estudiado y publicado sobre esos temas.

      • Susana permalink

        Ah, pero fantastico, como yo lo desconozco le agradeceria me envie las publicaciones o me diga quienes son o donde puedo buscarlas.

        • Jorge Schwarzer, Jorge Sabato, Hilda Sabato, Oscar Ozlack, Guillermo O´Donnell, Silvio Feldman, Ricardo Sidicaro, Ricardo Aronskind, Milicíades Peña (un alista bastante hertogenea de historiadores, economistas, sociólogos que algo de eso han escrito). Agrego Basualdo, Aspiazu, Mariana Heredia. No son faciles por que son técnicos y largos. POr google hay muchos datos de ellos.

        • Si no encontras o si no te parecen esos hay mas, pero probá por ahí.

  8. Marcelo permalink

    Centrar el análisis comparando los barrios de nueva córdoba y las ciudades satélite es una mirada reducida, no niego que en parte existen las desigualdades que menciona sin embargo algunas son exageradas como por ejemplo: “Todo para una población de estudiantes que no gasta menos de 20000 pesos mensuales y viaja habitualmente a EEUU, Europa y el caribe. No todos los habitantes de Nueva Córdoba viven así, pero hay mucha gente que en nueva Córdoba vive así.” Dónde esta la base empírica de esa afirmación, le faltan datos duros para respaldar su tesis y abarcar otros aspectos de igual o mayor injerencia como la educación.

    • Perdoname vos viste el tipo de negocios que hay en Nueva Córdoba?. A quien le venden a los del Cerro de las Rosas para que se den el gusto de viajar?. Vos viste los autos que usan?. vos sabes cuanto cuesta un departamento en la zona? Las vinerías, por ejemplo, no venden fernet de 12 pesos. Venden vino y licores caros y hay decenas y estan todas abiertas. Los negocios de decoració!. Es el único barrio de estudiantes que conozco que tiene negocios de decoración! Algun infeliz se reia de lqo eu decía de las fotocopiadoras, pero no entienden nada!: para mantener esos negocios necesitas mucho movimiento y hay decenas. Entonces si todos esos negocios sobreviven es por que la gente gasta y mucho. En fin no tengo datos del consumo hogar por hogar, pero si tengo datos de del tipo de consumo frecuente en la zona. No me jodas al pedo y hacete cargo de que si hay desigualdad y no es exagerada. Incluso si vivieran con la mitad del dinero la desigualda sería exagerada. Y eso no solo por lo qu gastan y consumen sino, por que encima de todo, en Argentina y no solo en Córdoba, se subsidia al que más tiene.

      • Verónica Díaz Ortiz permalink

        Con respecto a la buena calidad de vida creo que esto es muy bueno para la economía lejos de parecerme algo raro…ojala hubiesen muchos barrios con ese nivel de vida..estaríamos todos mucho mejor..

        • No cuestiono eso, ni el buen gusto (si es que alguien los considera buen gusto). Lo que quería transmitir, y me lo reafirman incluso las negaciones, es que en ese barrio, como en otros, hay un alto patrón de consumo. Entiendo y comparto el deseo de que todos vivan mejor. No se si se peude lograr que todos vivan igualmente bien. POr otro lado, y esto es otro tema realmente, ciertos patrones de consumo son empobrecedores para la mayoría o se asocian al estancamiento de la mayoría. POr ejemplo: armar todo alrededor del transporte particular es generalizar el automovil, hacer mierda el tránsito, y eso que por unlado parece prosperidad generalizada es pobreza apra todos que se esclavizan al auto, al tráfico, etc.

      • Carlos permalink

        Es cierto que Nueva Córdoba tiene un alto nivel de consumo, como también lo es que en Córdoba hay mucha desigualdad y que está a la vista. Pero esto último es también una realidad en el resto del país, de ahí que no se entienda el por que relacionarlo con Córdoba como si fuera una insinuación de que el problema es exclusivo o más grave aquí que en otras partes del país. Ahora lo que es una ridiculez es llevarlo al extremo que lo llevaste y eso pasa por haber querido hacer un análisis a partir de “datos” que recogiste caminando por ahí. Yo estoy probablemente entre el tercio mejor acomodado del barrio, probablemente también soy uno de los que más consume, y te puedo asegurar que para eso no necesito ni la mitad de los 20.000 que hablás. Panaderías francesas? Verdulerías al estilo New York? Fotocopiadoras de lujo?! Jaja disculpame pero esa visión sólo la puedo entender de dos formas: o realmente no viniste, o sí viniste pero lo hiciste con tantos prejuicios que terminaste viendo una realidad distorsionada (además me gustaría saber que es una fotocopiadora de lujo, por que las que yo frecuento no me hacen masajes mientras me sacan las copias). Y si hay algo que conozco es el barrio porque vivo acá hace 6 años y prácticamente no necesito salir de él. Además pasaste por alto algo tan evidente como la población del barrio: es evidente que casi cualquier comercio tendría mucha demanda con la densidad poblacional que tiene un barrio formado casi exclusivamente por edificios de al menos 10 pisos.

        • Yo solo quería mostrar lo que vos, bardenadome, igual me onfirmas: un nivel de prosperidad enorme. Y contrastante con el resto de la población. Tu respuesta me demuestra que o no leiste o lo hiciste con tantos prejuicos que leiste lo que quisiste. Las fotocopiadoras son como para estudios de arquitectura. Las vinerias son de productos caros. Las panaderias son de una calidad por encima del promedio de la ciudad.Las verdulerías tienne estantes, colores, y cajones diseñados al estilo de las de NY. QUe es loq ue molesta de que se diga que es así si es así? Y es cierto, como vos decis, que son muchas por la densidad poblacional. Justamente lo que quería decir: que no es que hay uno de esos negocios para tantos edicificos sino que hay muchos de esos negocios. No son unos pocos los que pueden difrutar de esa prosperidad sino unos cuantos. Comparalo ademas con otros barrios de estudiantes. En mi próximo viaje si queres hacemos las cuentas y comparamos con el barrio de estudiantes que se te ocurra.

        • Carlos permalink

          Yo no negué la prosperidad en el barrio. Nadie puede hacerlo. Lo que critico es que lo presentaste de forma exagerada, y ademas, ¿como podría tener prejuicios sobre alguien de quién sólo conozco el nombre? De hecho yo soy jujeño y viví allá hasta que me vine a estudiar, de manera que no es que viví siempre en una burbuja y no conozco nada distinto a esto. Pero esa parte del texto es exagerada: comparar las verdulerías a nueva york por que están limpias e iluminadas, decir que las vinerías son de productos caros (que de paso te comento, si siguen abiertas es porque venden los productos mas comunes -fernet, cervezas, vinos nacionales y vodka- más barato que en el súper, aunque no lo creas). Las fotocopiadoras son como son por la cantidad de estudiantes de arquitectura que necesitan de esos aparatos para sus trabajos, y ni hablar de la cantidad de estudiantes que simplemente buscan sacar copias o comprar útiles. De las panaderías no puedo hablar porque no conozco muchas por fuera de esta zona, pero en cualquier caso las mejores son parte de cadenas que están presentes también en otros barrios, además de nueva cordoba y el centro. De todas formas, más allá de los rubros específicos que mencionaste, lo que molesta en el fondo es que hayas pintado esta zona como si fuera un gran country de niños ricos desconectados con la realidad, porque esa es la sensación que genera. La verdad es que la gran mayoría de los vecinos son estudiantes, que a la mayoría le cuesta llegar a fin de mes (no en el sentido que lo dice un trabajador humilde, sino con todas las necesidades satisfechas, pero sin que sobre mucho), que la inseguridad es constante (hurtos y robos de todo tipo y casi en cualquier lado, aunque en general sin armas de fuego) y sobre todos que nadie, nadie, vive con 20.000 al mes.

        • Pasaste de decir ” es una ridiculez es llevarlo al extremo que lo llevaste y eso pasa por haber querido hacer un análisis a partir de “datos” que recogiste caminando por ahí” a decir que exagero. Gracias por darme una oportunidad. Veamos quien exagera. En principio y en general vos te olvidas que yo dije textualmente “no todos” . Te pido que chequees lo que leiste y si no tengo razón me lo digas. Me decís que nadie vive con 20000. Y yo te digo que si por que ese estilo de vida, mas comprar un departamento en Nueva Córdoba no sale menos que eso. Vos pensas que no hay propietarios?. En cuanto al estilo de vida. Tomado todo a la chacota y aislado parece una boludez. Pero no es de nnguna manera así: todos los negocios tienen puestas apunto carísimas para construir el perfil que tienen y eso solo puede hacerse por que hay un consumo altísimo que amortiza la inversión. Siendo tantos los negocios que hay solo puedo suponer que hay muchas personas consumiendo mucho. Lo que a vos te parce una estupidez, que yo me fije en las fotocopiadoras, no lo es. Claro que son porque hay muchos estudiantes de arquitectura. Justamente se trata de una de las carreras universitarias de reclutamiento más plutocrático del sistema. Es cierto que las vinerías venden fernet. Pero no es menos cierto que venden licores y vinos carísimos.Y que tienen salida. Será una boludez que haya negocios de decoración Y tambien es una boludez que que haya tiendas de ropa de marcas pequeñas y distinguidas. Pero no es muy comun en los barrrios de estudiantes que yo conozco que haya tanta oferta toda junta y creciente.Me decis que te molesat que lo presente como un country, pero me decis “Y si hay algo que conozco es el barrio porque vivo acá hace 6 años y prácticamente no necesito salir de él”. Soy yo el que presenta el cierre o vos el que dice que es posible?. Aún así no dije “son cerrados y desconectados del resto”.Me decis que podes vivir con la mitad de lo que digo que viven los que más gastan y te pregunto: vos sabes que un ingreso de 10000 es un un ingreso relativamente alto en la Argentina?. Si dijera no todos viven asi, y hay un treinta por ciento que vive como vos decis, igual estamos hablando de una isla de consumo y vos no asumis que lo es. Justamente son esas percepciones tan diferentes las que hace surgir la desigualdad que intentaba narrar y la que tu respuesta agrega un dato. Que no sepas cuan alto es tu ingreso respecto de lo dominante es parte delas desigualdades que quería retratar.

        • Carlos permalink

          En primer lugar, llevar algo al extremo y exagerar son sinónimos en este caso. Y sigo sosteniendo lo de hablar con datos relevados al pasar caminando, no sólo porque lo dijiste vos mismo, sino porque lo reafirmas al decir con otras palabras que es un cálculo tuyo basado por ejemplo en los locales que viste y no en datos objetivos de una encuesta o información oficial acerca del valor de los locales o de su categoría en la afip. Efectivamente dijiste no todos, pero se interpreta que al menos una gran parte sí necesita de esos ingresos para vivir acá. Por otro lado, justamente por la calidad de negocios que se encuentran en esta zona y no en otras, vecinos de otros barrios vienen a comprar acá. El mercado que tienen no proviene sólo de los habitantes del barrio. No quiero volver sobre el tema de los locales porque no agregas información que lo sustente, sino sólo tu suposición, y tampoco tengo yo datos para refutarlo (quizás nadie los tenga por lo difícil que sería obtenerlos), pero si tengo la experiencia de moverme dentro del grupo que más consume y no conocer a nadie que tenga el estilo de vida que vos te imaginas. Tanto es así que tengo compañeros y amigos cuyos padres son de los productores agropecuarios más imoprtantes del país, y tampoco viven de esa manera; por supuesto que tienen un alto nivel de vida, pero insisto, lo llevaste a un extremo que, si existe, es tan marginal que no amerita hacerlo extensivo a todo el conjunto. Cuando digo que lo presentas como un country lo digo porque el barrio está lejos de la realidad que se vive realmente en un country: la mayoría de los estudiantes no tienen auto, es pequeño el grupo que viaja al exterior, y como te dije antes, a la mayor parte no le sobra nada a fin de mes (repito, no quiero decir que sufran necesidades). Sobre los departamentos, creo que también tenés una idea desacertada. La gran mayoría de los estudiantes no son dueños, sino que buena parte de los dueños sí son productores que apenas reciben los ingresos de la cosecha los vuelcan en departamentos, y tienen más de uno o dos. Y finalmente sobre lo que hace falta para vivir aca, no puedo dejar de insistir que el monto que propusiste es demasiado alto, y te lo digo por experiencia propia y la de amigos que comparten los mismos ámbitos y no están ni cerca de ese monto. Y por sobre todo, nunca intenté refutar la desigualdad de Córdoba de la que hablás. Lo que quise dejar claro es que el panorama que describiste es exagerado y sin fundamentos objetivos. De hecho, la nota ha circulado en algunos grupos de debate de la facultad de derecho a la que pertenezco en la UNC, y la reacción ha sido en todos los casos similar a la mía.

        • Hay tres cosas que te pregunto y todavía no me respondes. Lo primero que no me respondes es precisamente lo que te permite decir cualquier cosa a vos. Yo no dije todos sino algunos. Y te pedi que lo compruebes o lo desmientas: hay lectores que hicieron lo mismo y me lo reconocieron. Anda lee y decime si no es verdad lo que te digo. En realidad no decis cualquier cosa sino que yo tomo la parte por el todo cuando en realidad el que hace eso sos vos: le das a mi afirmación una fgeneralidad que estrictamente le quité.Lo segundo que no me contestas es cuanto cuesta vivir mas o menos bien y amortizar un departamento, viajar afuera y tener un auto. Si eso no da 20000 es por que entonces si se come con 6 pesos por día. Una encuesta da un promedio no los casos particulares que son extremos que el promedio se morfa. Eso es tomar un extremo sabiendo que lo es y diciendole al lector que es parcial. Decís: la mayoría de los estudiantes no son dueños. Nadie dice lo contrario, me refiero a los que si, que serán una minoria pero son algo. Y no el 2% como decís vos auque eso para justificar lo que dije sería suficiente.Y sí: es pequeño es grupo que tiene auto y el que viaja al exterior. Quien dijo que no?. Por que me ocupe explícitamente de decir no todos y por que vos no podes reconocer eso?. Hay algo que vos me reconoces indirectamente. Descontado el pequeño grupo queda el considerable 30 % que vos referis y que tiene sin esos lujos tu estilo de vida: a mi no me cabe duda que eso sale menos que 20000 (que incluyen el depto a amortizar), pero tampoco me cabe duda que vos naturalizas demasiado el hecho de que gastar la mitad en “ese estilo de vida” es posible. Ahora si en terminos de promedio te pregunto algo, la tercera cuestión, que tampoco respondes: vos tenes una idea de cual es el porcentaje de familias argentinas que no ganan 8000, para poner un ejemplo de algo que, sintomáticamente, vos minimizas?. Yo no lo presento como un country. Eso decis vos por que te choca con un dato muy, muy particular que es solo tuyo: decis que casi no salis del barrio. Yo solo queria mostrar una realidad de alto consumo y referir algun extremo. El que supone sos vos: salvo los locales nocturnos, que son la alternativa de salida de varios barrios no creo que las pnaderias, las verdulerias, las vinerias, las fotocopiadoras, las tiendas de ropa y las de decoración sean objeto de consumo extra-barrio. Vienen del cerro de las rosas a comprar?. Vienen de barrio Maipu?. Mas facil es suponer que en diversos grados esos negocios abastecen al barrio. Más si ves que su crecimiento fue paralelo al del crecimiento de la población del barrio.Y mas si ves la dinámica de compras.

    • Perdona una cosa más ya que hablas de educación: vos sabes cuantas escuelas hay en los “barrios ciudades” (que lindo eufemismo que encontraron!)?

  9. sergioenbuenosaires permalink

    Perdón: me apresuré a juzgar el nivel de la gente que hacía comentarios en este blog. Salvando algunas intervenciones serias y argumentadas, el intercambio se convirtió en una cloaca de insultos y ninguneadas que evidencian cuánto nos falta para madurar como ciudadanos.

  10. leo permalink

    Coincido con la mirada solo una objeción, la prosperidad a córdoba, no la trajeron ni la soja ni las automotrices, menos un gobernador cordobes, la prosperidad llego con la elección constitucional y democrática en varias elecciones de un proyecto nacional y popular que encabezó Nestor Kirchner y continuo la presidente Cristina Elisabeth Fernandez de Kirchner.

    Desde cuando “EL MERCADO” soluciona la prosperidad de los pueblos?

    En sintesis SIN LA POLICIA la sociedad cordobesa buscará su equilibrio en el más amplio sentido, y cuando las diferencias son amplias, las correcciones son violentas.

    #LaPatriaEsElOtro

    • El otro tema es que la prosperidad no le llego a todo el mundo por igual. La prosperidad desigual no es muy bien llevada por los de abajo.

    • Pepe Giaileola permalink

      A mi me parece todo lo contrario, el gobierno nacional y popular solo subsidia a los muy ricos y ricos y mantiene esclavizados a los pobres con subsidios miserables y sin ninguna contraprestacion (al menos enviar sus hijos a la escuela y alimentarlos) para que sigan votando a una banda de corruptos inescrupulosos que conforman el Kirchnerismo!

  11. Norberto permalink

    Pablo:
    No leo habitualmente tu blog. Llegué aquí por medio de un link de Eduardo Fidanza, quien califica tu escrito como “el más lúcido texto que, según mi opinión, pudo leerse estos días sobre los saqueos”. Humildemente, me parece algo exagerado, ya que coincido con vos en que “el cuadro es incompleto y superficial”.
    Sin embargo, creo que es una visión que merece ser leída y considerada, ya que sin lugar a dudas “es una parte de la ecuación del estallido”.
    Tu defensa encendida, ante cada uno de los comentarios en disidencia, o la reverencia desmedida ante el acuerdo, no contribuyen a abrir el debate y generan la sensación de haber sido invitado a opinar, para luego ser descalificado si no se coincide.
    Gracias por tu opinión. Sólo abriéndose a la mirada externa, Córdoba dejará de ser la isla que sucesivos gobiernos han pretendido crear.
    Un abrazo

  12. Verónica Díaz Ortiz permalink

    María, creo que tenés mucha razón, pero la realidad es que el problema no creo que sea la comida..es tema es que el ejemplo viene de arriba, los sintetizo de esta forma, si ven que los de arriba chorean en bolsos nuestra plata, que esperás de los de abajo…solo imitan lo que ven..y si, el tema es de falta de educación y como dijo alguien en el blogg, la escuela pública proporcionaba la nivelación necesaria para la integración y menor discriminación por parte de las clases mas acomodadas…creo que se están mezclando las cosas en las respuestas, y también creo que el artículo, que es bastante bueno, exagera en algunos puntos donde es verdad que el ser pobre no implica ser ladrón o saqueador..que esto estuvo bastante inducido y dirigido, que detrás de ésto hubo un accionar político para dar un mensaje claro a de la Sota y a todos los gobernadores que no se estén alineados con el gobierno central…es así como nuestro gobierno K muestra su poder lo aplica sistemáticamente y lo único que les interesa es administrar pobreza para controlar el país..Creo que con ésto, digo todo, y el análisis es muy claro y político, podemos analizar sociológicamente lo que pasa tanto en Córdoba como en el Gran BA y no hay muchas diferencias, lo que sí estoy convencida es de una sistemática política en todo sentido de oprimir y crear mas pobres en nuestro país..no dándoles educación y oportunidades reales de crecimiento atrayendo inversión real e inversión para generar puestos de trabajo.Gracias. Saludos a todos y buen fin de semana en un año mas de “década ganada”..
    PD:
    Lean un artículo de enfoques de hace unas semanas que le hacen una nota al ministro del interior del Francia, Manuel Valls, muy interesante su visión y entre otras cosas opina que no está de acuerdo con crear polos de viviendas para pobres o marginados,( lo que llamamos nosotros monoblocks o villas ) que la política que el cree mejor e la de distribuir a la gente pobre en diferentes barrios que hay que evitar el “gueto”.. en fin…hay tantas cosas que han dado resultado en otros países o que se están pensando desde la sociología moderna, que por aquí no escucho ni mu..solo planes trabajar, descansar y mas descanso..como si éstos fueran la solución..y no digo que en muchos casos no sean necesarios..pero apuntar a un criterio de mayor balance …es que lo que falta definitivamente es una decisión de querer cambiar las cosas…

    • sergioenbuenosaires permalink

      Verónica, en cuanto a lo dicho por el ministro francés, te aclaro que Francia es el peor ejemplo al respecto: construyeron miles de ciudades periféricas (ailsadas de los centros urbanos “blancos”) llamadas “cités” o “HLM” donde amontonaron desde principio de los años sesenta a todos los inmigrantes árabes y del África negra que vinieron a trabajar en las fábricas de automotores en la época del gran surgimiento industrial francés de post guerra y, después a todos los que vinieron de las ex colonias. En esos guetos crecieron tres generaciones de chicos bastante marginalizados que presentan hoy el grave problema social francés. El tema es largo pero esto no es más que una síntesis exagerada. Francia nunca resolvió el tema y según una encuesta publicada hace dos semanas, el 65% de los franceses acepta ser “racista”, en grados diferentes. Aunque lo de Valls no es otra cosa que un mea culpa retrospectivo, yo le creo cuando dice que es una realidad que habría que modificar y nunca jamás repetir. Saludos

  13. matias permalink

    soy nieto de productores agropecuarios y por muerte de mi abuelo y padre quedamos a cargo con mi hermano me toco ser estudiante en nva cba; no hay muchos hijos de productores que esten en condiciones de gastar $20.000 como uds dice son casos muy aisalados

    • Gracias por venir. Obvio que hay millones de casos diferentes. Pero el tema es que hay alguien que consume lo que se vende en Nueva Córdoba y no creo que sean ni los habitantes del cerro de las rosas ni los de villla azalais. Y para consumir ahi tenes que ganar mucho. Y no son pocos los que lo hacen.

      • Sol Minoldo permalink

        Pablo, Nueva Córdoba, al igual que barrio Güemes, ha tenido un desarrollo comercial “chic” al estilo Palermo Viejo (o lo que yo, desde mi mirada cordobesa, creo que Palermo Viejo representa en Capital). Tiendas de diseño, decoración, ropa exclusiva, bares y restaurantes caros, cuyos clientes no son sólo, ni preferentemente, los habitantes de Nueva Córdoba. Por eso quizás, hay una parte de tu editorial que resulta objetable para muchos cordobeses.

        Sin embargo, los habitantes de Nueva Córdoba no tienen necesidad de gastar 20 mil pesos por mes para tener, muchos de ellos, una mentalidad reaccionaria y racista. Lo más triste es que esa mentalidad reaccionaria y racista no es patrimonio de Nueva Córdoba, sino de una gran parte de la población de “Córdoba”, de clase media para arriba.

        Por eso, a mi entender, no es sólo un problema de desigualdad material. En el caso cordobés la segregación y fragmentación social se alimenta de un componente cultural y político caracterizado por la discriminación, el discurso represivo, reaccionario, y la aplicación de todo este resentimiento a partir de estereotipos como la portación de rostro, el color de piel. La segregación espacial a la que te referís es consecuente con todo ello. La clase media se indigna con “los negros de mierda” (horrorosa denominación que se ha vuelto moda en estos días, mientras irónicamente se postean homenajes a Mandela). Por su parte, quienes son tratados de sospechosos y delincuentes, maltratados por la policía (y por la impunidad que le otorga el código de faltas), y a quienes se aleja de la ciudad y se vedan los espacios “públicos” reservados a los “cordobeses bien (como el Buen Pastor, o Nueva Córdoba en su conjunto), crecen alejados de todo sentimiento de pertenencia con la ciudad o empatía con los “otros” cordobeses.

        El tema es largo, pero reconociendo la dimensión de este componente racista, represivo y segregacionista se entiende que la respuesta mayoritaria al saqueo, con el recrudecimiento del discurso reaccionario, represivo y racista, sólo puede provocar que las grietas devengan abismos sin fondo en nuestra sociedad. Dentro de poco, la violencia de hoy y de hace una semana va a parecernos un juego de niños.

        El “todos contra todos” de Córdoba combina muy bien con el gobernador y la policía que tenemos. Sólo hace falta escucharlos hablar…

        • Estoy de acuerdo totalmente en que una cosa no necesita la otra. Pero yo dije que era necesario?. Lo otro: estoy más de acuerdo todavía en que se parece a Palermo. El punto a observar ahi es que eso ocurrió con una velocidad increible. Y mas de acuerdo estoy con lo que decis de las consecuencias: la confianza no se repara.

  14. rodrigo reynoso permalink

    aplaudo este debate ! Ojala la sociedad intercambiara ideas de una manera tan argumentativa y saludable , saludos !

  15. Emilio Gaviria permalink

    Pablo: deseo agregar algo a su clara exposición. Los conquistadores, contra leyes y prohibiciones, de la corona española e iglesia, existentes, dejaron una herencia notable, se mezclaron con la población. Y aquí aparece una nueva forma de solucionar los conflictos ( y crear otros), en la cama, por atracción entre las diferencias superficiales. Consulté a un historiador importante sobre un hecho del pasado remoto en Jujuy, donde la abuelas dividieron por partes iguales sus bienes, para que sus descendientes de distinto color se mataran. Nunca me respondió, pero sea cierto o no, funcionó. El factor humano siempre interviene, de una u otra manera, manifiesta o latente.

    • Emilio Gaviria permalink

      Disculpe, error, para que sus descendientes no se mataran.

  16. Ernesto Cabrera permalink

    Hola Pablo, un abrazo. Muy interesante leer tu comentario. El progresismo blanco de New York no considera a Harlem muy peligroso ya mas. Hay que ser multimillonario para tener esos prejuicios. Los “negrazos duros” ya se fueron de Harlem al Bronx (:-). Ahora mas en serio, en New York, hay “public housing” en el medio de algunos de los barrios mas ricos de Manhattan. Eso lo hace muy interesante, Saludos, Ernesto Cabrera

    • Claro Ernesto, me referia a “yasabesquien” y el escribió eso hace un tiempo. Solo que es es acá la imagen que tienen los sociologos locales de Harlem e incluso la imagen de como se hacen esas cosas. Era un chsite para cuatro realmente no pense que iba a circular tanto el escrito. Igual este escrito se masifico tanto que la broma ya perdió sentido.

  17. Silvina Irupé Serrone permalink

    lamento haber crecido en un delirio semántico donde el Nunca más parece no haber acotado lo perverso de un régimen de exclusión- de villas miserias a ciudades de Evita hubo un largo camino de exclusión de gente que en masa fue sacada del centro y eyectada a las periferias. Toda acción que rompa la trama social, el lazo social y el pacto interhumano desubjetiviza al sujeto dejándolo entrampado en corralitos centralistas donde no circula la esperanza de un pacto común que ciudadanice, es muy grave atentar contra el valor supremo que es la vida. Dolor de un país que pudiendo otra cosa habilito ilegitimidades con exhibicionismo. Como todos los días, pienso que algo se puede hacer y que el odio y la venganza sólo sostiene lo más puro del humano que son las pulsiones de la degradación. Pablo, la letra permite anudar para pensar, así es que gracias.
    Saludos

    • Gracias a vos por conectar las cosas. Hay una Córdoba que es la provincia que más sobrevida política le dió a tipos como Menendez y lo que decis es hijo del predominio de esa mentalidad en las elites. También es hijo de todo eso el racismo que intento poner en palabras /( y es difícil de poner en palabras, por que claro, de eso nadie se hace cargo: no decimos que “son negros”, decimos que “les falta educación”, pero no decimos que los Barrios Ciudades casi no tienen escuelas).

  18. Esther permalink

    Hola, Pablo

    Llegué aquí por el blog de Ricardo, “Los Huevos y las Ideas”. Termino de bajar los artículos de los links de tu artículo de hace un año, pero aún no los leí. Apenas leí parte de los comentarios anteriores a los míos.

    No soy cordobesa ni he vivido en Córdoba y poco la conozco. Tampoco soy socióloga. Ver las imágenes por televisión me produjo miedo. Desde ese momento intento comprender, y tu análisis me aporta para ese intento de comprender, así como lo dicho por otras personas, en los comentarios aquí (y en otras páginas).

    Sentí miedo porque lo que veía y escuchaba mostraba un estado de ruptura violenta del tejido social. No eran lo saqueos del 89 o del 2001. Es algo más, y es algo más independientemente de si hubo o no hubo instigadores u organizadores. No se saqueó por hambre, ¿cuál fue el motivo? Porque alguno tiene que haber. No es lógico suponer que, de pronto, aparecen de la nada hordas de ladrones. Y los ladrones, los de verdad, no usan facebook para ponderar sus hazañas o vender lo robado. Está, también, la otra parte: los vecinos defendiéndose con barricadas, armados, tirando o golpeando con lo que tenían a mano a quienes les parecían sospechosos. Comprendo la necesidad de defenderse, yo hubiera hecho lo mismo si hubiera estado en Córdoba. Pero ¿por qué causa la defensa se convierte en ataque al otro?

    El tejido social roto. La fractura. Esta Córdoba que vi está en las antípodas de aquella mítica del Cordobazo.

    No sabía sobre los reacomodamientos poblacionales en ciudades o barrios satélites, dormitorios o como sea que se llamen. No necesito saber de sociología para comprender que es lo peor que se puede hacer. En toda ciudad, supongo, en cualquier lugar del mundo, existen zonas de diferente nivel socioeconómico. ¿Pero crearlas deliberadamente? ¿Organizarlas deliberadamente como estrategia urbanística? ¿”Reacomodar”?

    Podemos creernos no discriminatorios ni racistas ni xenófobos, pero eso es más bien un deseo que una realidad. Lo somos, como sociedad; puede haber personas que no lo son, por supuesto. Pero está en el imaginario. Nada raro, no es porque seamos argentinos, pasa en cualquier otro país.

    Hay una única forma de que una organización urbanística de esa naturaleza, habida cuenta de la desigualdad y de los imaginarios, pueda funcionar, que sea estable: que existan barreras entre las subzonas. Y me parece que en este caso la barrera es la policía. Una policía que no tiene únicamente como misión prevenir el delito y dar seguridad a los habitantes, sino también asegurar que los límites entre las subzonas se mantengan, que no se crucen. A lo mejor estoy equivocada de medio a medio, pero es lo que me surge en la mente al enterarme del Código de Faltas y esa figura terrible del “merodeador”. Cualquiera puede ser un merodeador si es que no hay otra regla que la subjetividad del que tiene el poder de las armas. Si tengo razón, entonces la situación es realmente grave: confiar en uniformados con un arma para que aseguren los límites urbanos entre los unos y los otros es el fracaso de la política; porque esos límites son, por sí mismos, una marca de exclusión que tarde o temprano traerá violencia.

    Una última cuestión. Muchos comentaristas hacen referencia a la educación. Quisiera plantear un par de cosas. La primera: la escuela es un excelente instrumento de integración. Pero, para serlo, se requiere que todos los chicos estén dentro de la escuela; antes eso no sucedía. Nos integrábamos, es cierto… Pero muchos chicos no iban a la escuela, o abandonaban en los primeros grados. También se requiere que los adultos de la comunidad escolar no discriminen. Hay múltiples formas de discriminación. Y se dan. Sí que se dan. Todos los días. Y dejan huellas profundas.

    La otra cuestión es ¿de qué se habla cuando se habla de educación? Cada quien tiene su propia representación mental de la educación…
    Sin embargo, henos aquí, adultos educados, teniendo que ver si se modera o no los comentarios ante los insultos o leyéndonos sin reparar en lo que realmente el otro está diciendo…
    ¿Quiénes son los que alimentan la violencia que uno encuentra en facebook, en twitter, en la sección de “comentarios” de los medios de información digitales? ¿Los adolescentes no escolarizados, los chicos de los sectores más vulnerables? ¿O adultos que fueron a las buenas escuelas, incluso a las buenas universidades?

    ¿Quiénes son los evasores, los ladrones de guante blanco?¿Analfabetos? ¿No fueron a la escuela? ¿No recibieron “educación”?

    Así que, ¿de qué hablamos cuando hablamos de que se necesita “educación”? Hay que precisar qué educación se necesita. En caso contrario corremos el riesgo de usar la frase como forma de señalar con el dedo al que “no está educado” y nada más.

    Saludos.
    Esther

    • Esther arranco desde un párrafo tuyo , el que dice… “una marca de exclusión que tarde o temprano traerá violencia.”
      Ese es el pronóstico mas certero , las cosa están desde mi particular opinión en un punto de no retorno , la única manera que queda de zanjar esta realidad es con una nueva Noche San Bartolomé , pero en vez de cristianos y protestantes esta vez serán los “negritos” contra la “nobleza” de nueva córdoba. Esos chicos que mostraban en Facebook su botín de guerra a los que llamaste horda de ladrones y que el término ladrón en esta ocasión es bastante subjetivo, ya que también a Robin Hood se lo llamaba ladrón . Esos chicos que están absolutamente convencidos que la única manera de obtener eso que es un lujo para ellos y algo insignificante para la nobleza de nueva córdoba como un par de zapatillas de la marca de las 3 tiras , es ir y tomarlo . Saben que no tienen otra alternativa para obtenerlo y si se ufanan de su logro lo hacen como el soldado que arrebata el estandarte de su enemigo. A la larga el camino solo conduce a una nueva toma de la Bastilla (Nueva Cérdoba) y guillotinar las cabezas de las María Antonieta como l’autre-chienne de Mariana Vange . Esos chicos que no son pocos sino miles y otros de su misma condición solo necesitan con el tiempo alguien que los lidere y armarse para combatir en igualdad de condiciones contra los mercenarios suizos de Luis XVI que custodian a esa “nobleza” que son la policía de córdoba de de la sota a las que entre otras cosas le dieron una lettre de cachet con la figura del merodeador por ejemplo. Todos los ingredientes ya están y vienen siendo colocados dentro de la ollla desde hace mucho tiempo para una nueva Fronda, solo falta un poco más de tiempo de cocción para que el caldo llegue finalmente a su punto de ebullición y esté listo para servirse.
      Saludos. 🙂

  19. Vicentico permalink

    Estimados, estos temas son muy complejos, en los que influyen muchas cuestiones tales como el narcotráfico, la pobreza, la desigualdad ( que genera resentimiento ), la falta de valores morales y espirituales con los que van siendo formados nuestros ninos y jóvenes, etc.- La cuestión de fondo no pasa por Nueva Córdoba y su consumismo, ni por los agro-dólares, etc.- Ojalá no existieran las villas ni los asentamientos, ni la pobreza.- El tema de fondo pasa las grandes desigualdades que ha generado el sistema, a través de décadas, excluyendo a mucha gente de las cosas básicas para llevar una vida digna ( alimentación, vivienda, educación, etc ).- En ese sentido esta última década, no ha ganado nada.- Me hace acordar al cantito de María la Paz, un paso adelante ( que lo dimos ) dos pasos pa’ atrás…( que también los dimos ).- Y sino, pensemos en la cantidad de recursos que hemos dilapidado en estos últimos tiempos para volver a estar donde estamos ( digo “hemos” porque nadie se salva, todos somos culpables, ya sea por acción u omisión ).-
    Pablo – entre otras cosas – menciona el “supuesto” acuerdo policial con narcotraficantes, que al “cortarse” ese flujo de fondos presiona sobre el sistema.- Es una historia vieja… y hay que considerarla cuando se hacen análisis de este tipo de cuestiones.- No he visto muchos comentarios al respecto en este blog y quizás sea una de las puntas más importantes del iceberg.- Rescato en el párrafo final del artículos de Morales Sola de ayer, cuando da a entender que – además de delincuentes – también hubo “oportunistas” y “resentidos”.- Coincido con alguien del foro que dijo, que no por ser pobre hay que ser delincuente.- Pero hay que pensar que, donde hay pobreza, es más fácil tentar e incitar.- Escuché testimonios de personas que participaron en los saqueos que decían: “…si todos lo hacían… y no pasaba nada…”.- Es muy probable que mucha gente – hasta ese momento – honesta haya caído en la tentación, viendo que pasaba ante sus ojos la posibilidad de juntarse gratuitamente con – por ej. un electrodoméstico.- No va a ser fácil recuperar el terreno perdido.- Nuestra tarea en lo social es ayudar a re-construir, desde donde estemos.- Luchar contra el narcotráfico y la corrupción e inculcarle valores a las generaciones futuras

  20. luis sapato permalink

    Es cierto que Córdoba es una sociedad conservadora y segregacionista, bien disimulada a la mirada ajena por ser populosa (de múltiples orígenes), industrial, universitaria y tener una “conciencia social” (aparente) representada por una minoría progresista. Digamos que podria ser tan conservadora como algunas provincias del Norte (y una del Oeste), si no fuese por esas características mencionadas que tapan y contienen al “monstruo” provinciano.
    Sin embargo, sería interesante analizar hasta qué punto las causas de lo que está pasando en Córdoba son verdaderamente debidas a su propia realidad y hasta qué punto obedecen, si es que lo hacen, a un patrón de índole nacional.
    No creo, en este aspecto, que Córdoba difiera de la situación social de, por ej, Buenos Aires, Rosario. ¿Cuál es la diferencia entre las comparaciones Nueva Córdoba / Cerro de las Rosas -suburbios y Palermo / Recoleta-suburbios? No hay Puerto Madero en Córdoba. Yo diría que la brecha es mucho más amplia en la sociedad porteña; Córdoba es mucho más modesta en general que Bs As, y la brecha ricos-pobres, por lo tanto, es menor. Toda su descripción al respecto es aplicable a Bs As y Rosario, seguramente, no veo la particularidad de Córdoba en este punto. Tal vez en Bs As, siendo tan grande, se acepte como diversidad (o se diluya) la gran diferencia económico social de sus habitantes. Sí es cierto que las diferencias sociales han aumentado en Córdoba. Antes Barrio San Vicente era un barrio modesto al que cualquier clase media de otros barrios aledaños se acercaba por sus comercios y otras actividades. Hoy probablemente eso ya no sucede, porque San Vicente sigue siendo lo que era, un barrio sencillo, grande, comercial, pero ahora rodeado de suburbios empobrecidos que “espantan” a los visitantes, que a su vez tiene otras opciones de “mayor categoría” en otras partes de la ciudad.
    En cuanto a Nueva Córdoba, su descripción confunde. Hay muchos estudiantes de buen poder adquisitivo -aunque dudo que gasten 20mil pesos mensuales, cuando un alquiler promedio ronda los $1900- pero yo diría que en todo caso, justamente por eso, hoy es más igualitario que antes, cuando era un barrio “coqueto”, residencial, para unos pocos. Hoy Nueva Córdoba es un anexo “de categoría” del centro, y si bien pertenece a la clase media alta, sus propietarios son muchos más que antes. Es cierto que el boom de la soja produjo un boom de la construcción en Nueva Córdoba y llevó los precios a las nubes. Pero ¿en qué difiere esta situación de, por ej, (y de nuevo) Bs As y Rosario?
    El tema racial es nacional. Y digo “tema” y no “problema” porque somos muy hábiles los argentinos para hacernos los boludos con esta cuestión. En EEUU y Sudáfrica, por ej., siempre ha sido un “problema”, con leyes racistas, baños para blancos y baños para negros, etc.. Nunca lo han ocultado, los negros están / estaban identificados y reconocidos por los blancos, negativamente, pero lo estaban. Y desde ahí, ellos pudieron conquistar sus derechos.
    Nosotros directamente no tenemos ningún problema, somos un crisol de razas (europeas), no tenemos problemas raciales y por eso tenemos “mucho potecial como país”. Negamos a los nuestros. Ni siquiera los definimos. No son indios (los mataron a todos los conquistadores o se mezclaron con ellos), no son negros, no son nada. Sólo pobres (estructurales) con mínimos derechos, para que no nos jodan y sirvan para hacer una que otra changa (ni siquiera servicio doméstico). Un DNI, una “educación” que no es tal, una vivienda indigna, un hospital básico, un subsidio para que no se mueran de hambre. Y para que sigan siendo la negrada que “no sabe esforzarse para progresar”.-

    • Hola Luis. Bienvenidas las cosas nuevas. Hay lago que decis que yo lo tengo como paño de fondo, pero bienvenido que lo diga otro así no me como yo el costo de todas las “provocaciones”. La Córdoba “revolucionaria” como mito ayudó a encubrir su realidad mas pesada, profunda y duradera: conservadora, y con elites comprometidas hasta el tuétano con Menendez, por ejemplo.
      No quise decir que Nueva Córdoba no pueda asimilarse a otros casos. Me parece que es así. Y, de nuevo, perdón por mi obstinación, creo que es un error interpretar lo que yo digo como un error por que hay un o varios supuestos contrafácticos. Lo que quise decir, y lo aclare en comentarios, así como lo matice en el propio texto, es que hay un boom de consumo que deja expuesta la desigualdad. De nuevo alguien podría decir: nada de diferente con Puerto Madero.Pero si hay una diferencia y es interesate lo que palnteas por que ayuda a entender mejor las causas de largo plazo. Hay que leer todo enconjunto: es una cosa para explorar, pero ya hay datos. La diferencia es que en la CABA no se ha hecho eso de expulsar a los pobres de la forma que lo hace DLS. Durante el gobierno Macri crecieron las Villas y Macri que decía que se los iba a comer crudos tiene mil pactos con ellas aunque los odia y los jde muchísimo. Si no fuera así, efectivamente hubiera estallado como Córdoba y en eso me parece que Macri es menos facho que DLS. O al menos calcula mejor que DLS y sabe que si hace una de las que hace DLS en una vidriera como Capital queda más expuesto. EL centralismo le juega en contra a Macri para hacer lo que hace DLS (fijate vos que los progres de nivel nacional nunca le dieron bola a estas cuestiones en CBA). Habría que ver también la calidad diferencial de las tramas organizativas. Tal vez, no se, talvez haya una cierta cacpidad de mas movilización y resistencia en CABA/GBA.

    • No te respondí lo otro, la cuestión del racismo. Estoy muy de acuerdo en el hecho de que en Argentina es más insidioso por que es más mudo. Hay investigación sobre eso en varios lugares-especialmente racismo en la “pampa gringa-.

  21. Alicia Terzaga permalink

    Pablo; disiento con lo que escribes en tu artículo; soy cordobesa y creo que lo de los “barrios dormitorio” como dices, han sido un acierto, pues a gente que vivía bajo unas chapas, el gobierno les proveyó de viviendas dignas.. en realidad más que ciudades satélites, son simplemente barrios, con nombre de Ciudad de… etc. en donde se crearon escuelas, centros de salud, etc. Hay muchísima gente que a esta altura no puede económicamente acceder a su propia vivienda, y que también quisiera que le asignaran una, aunque sea pagando una cuota accesible. La sociedad agentina se está acostumbrando -lamentablemente – a un estado paternalista, donde le regalan todo.

  22. Fabian permalink

    Pablo: llego a este post por leer a Verbitsky hoy en P12. Solamente me interesa saber de donde sacás vos que los estudiantes que viven en Nueva Córdoba gastan mínimo 20 lucas mensuales y viajan todos los años a no se cuantos lugares del mundo. Tengo una hija estudiando en Córdoba, viviendo en esa zona con un alquiler de 2 lucas, Todos sus amigos y compañeros, también hijos de laburantes, viven en Nueva Córdoba en la misma situación. Te señalo que al leer esa información carente de realidad que publicás me quitó la posilidad de terminar de leer tu análisis, porque pongo en duda el resto de lo que decís. Por último, me parece además irresponsable de tu parte, tirar una data falsa, poniendo en riesgo la seguridad de esos chicos que están estudiando y laburando, y los delincuentes van a dar por supuesto que manejan esa guita.

    • Vos leiste la nota o te la contaron?. Por que lo que yo dije, textualmente, es que “no todos viven así”. Asi que te devuelvo la pregunta y te comprometo a responder lo siguiente: en donde en la nota dice que yo digo lo que vos decis. Publico tu pregunta, como todas, pero me harias un gran favor se me respondes en público. En cuanto a de donde saco el dato: conozco gente que vive así y no se puede tener un departamento, tener un auto y viajar sino ganás o dispones d eso (con numeros reales, con los precios reales). Si los policiás estan descontentos por que ganan 8000 cuanto tiene que ganar una familia para disponer de una posibilidad de bancar esos costos en uno y a veces dos hijos?. Al margen de eso una de las cosas que me preocupé de hacer fue ir a los negocios, ver precios, preguntar cuanto venden a quien venden. Y, perdoname, hago una suposición, que vos dirás en que está errada: si tenes en cuenta la cantidad de negocios que hay en la parte de nueva Córdoba que está entre el Buen Pastor y la calle Crisol, por ejemplo, te das cuenta que venden, porque no solo no cierran sino que se acumulan. A quien le venden?. A la población del barrio o a quien? Y quienes viven ahí? Vos conoces barrios de estudiantes que estén tan bien montados desde el punto de ista del consumo?.Aún así, insistí: no todos vivin así. Y el punto, es que en Nueva Córdoba, y no sólo en neuva Córdoba tenes una concentración de riqueza inmensa y rapidísima y que no solo abarca barrios de estudianrtes. Y ni siquiera es que eso este mal (algunos pueden pensar que si). El punto es que eso, combinado con la periferización forzada de una parte de la población es algo explosivo.

      • Fabian permalink

        Tenés razón cuando decís que hacés la salvedad de que no todos viven así. Me cebé con lo que levantó Verbitsky, esa media información que hace daño, y cuando entré a tu nota confirmé eso dicho pero no seguí la lectura como debiera haber sido. Entonces te pido disculpas.

  23. JAVIER permalink

    Como mecanismo , hasta parece gracioso, de no hacerse cargo del racismo hecho metástasis en gran parte de la sociedad, era la frase “son negros, pero de alma me refiero,¿eh?, no soy racista”.
    Este mecanismo después de los últimos días quedo perimido, ya no usan la aclaración. En ese sentido y tan importante como la emergencia de una clase oprimida, que se hace visible en los lugares prohibidos, me parece la emergencia, también,
    de todo el racismo contenido, sin vueltas y sin filtros, en los medios, y sobre todo en los comentarios… es absolutamente abrumador.

  24. Hola Pablo; muy linda tu reseña, correcto relevamiento temporal. Hay una observación que deseo evalúes. Durante los suceso, ningún medio destacó el importante hecho de que no había en los atacantes (ciudadanos electores) intención de violar, malherir ni matar a ningún propitario, algo que en efecto, no sucedío, más allá de las consecuencias lógicas de la defensa a muerte y de la confrontación. Gracias.

    • Es cierto, nadie lo hizo. Solo agrego que que produce el saqueo en si mismo, sin agresión física es igual, irreparabable. En la victima y las relaciones entre sujetos se instalan una desconfianza y hostilidad insuperables.

  25. Los comentaristas también hablan por transitividad son la voz del blogero. No es una cuestión de juicio sino de carácter. Toda construcción es unitaria, privada y selectiva.

  26. Carlos Soraire permalink

    Pablo ayer escuche tu intervención en el programa http://gerardofernandez.net/el-vermucito-melgarejo-seman-valdovinos/ la solidez de tus argumentos se complementa con lo que venia escuchando de Saskia Sassen: ciudad global y la lógica de expulsión del neoliberalismo que esta en el sitio http://www.youtube.com/watch?v=7Dc-2v_YjJ4 y en las múltiples intervenciones de esta socióloga.
    Pero observo que el problema no es visibilizado hasta que : Oh!!! ocurre esto en Córdoba o donde sea. Es notable lo poco que sabemos de esto aunque lo percibimos a diario en cualquier ciudad grande o mediana del pais.

  27. Interesante artículo. Creo que es bueno para que se genere debate. Por el tiempo no pude leer todos los comentarios, pero seguro estaré diciendo cosas que ya han sido dichas, así que me disculpo por ello.

    Primero, creo que el problema de “los negros” fuera de las zonas céntricas o mejor llamadas “turísticas” no afecta sólo a Córdoba sino a las principales ciudades del mundo, pero si es un grave problema social a resolver el “sentimiento de exclusión” a través de la generación de empleos dignos (acá incluir a los sindicatos que son parte del problema).

    Y ahí entramos en el segundo punto que es qué hace el gobierno con los impuestos que se pagan. La gente “más rica” es la que más paga impuestos (más allá de que el IVA es uno de los impuestos que más recauda y es regresivo) y eso dinero debería ser usado para contrarestar las diferencias sociales, o sino para qué está el Estado?? El boom sojero dejó al estado en concepto de Retenciones alrededor US$8.750 millones, a eso después hay que sumarle ganancias, bienes personales, inmobiliario, tasas comunales… El punto es, esos impuestos tienen que ir a mejorar la vida de todos con educación, infraestructura, pero especialmente de los más necesitados y sin embargo, ese dinero está a la vista que no se usó para ello y la discusión sobre la eficiencia del gasto público aún no está sobre el tapete.

    Después quiero aclarar un punto importante que no es correcto del artículo (espero no te enojes Pablo, pero es para que lo tengas en cuenta porque el dato que te pasaron no es correcto), el 98% de Nva. Córdoba no gasta $20.000 por mes y viaja todos los años al exterior. Para que tengan una idea un alquiler de un dpto de 1 dormitorio se puede conseguir desde $1.600, lo cual si se le suma gastos de expensas e impuestos se va a $3.500/$4.000, lo cual pagado entre 2 ó 3 cómo viven los estudiantes, si representa un monto importante de más de $1.200 al que no muchos pueden acceder para vivir pero no es tan “exclusivo” como se pinta.

    Entonces creo que de los muchos puntos a resolver, el primero en el que debemos sentar bases es el rol del Estado y como primer paso, realizar una nueva ley de coparticipación para que las provincias que prestan los servicios esenciales, también puedan disponer de mayor dinero sin tener que depender de la “buena” relación con el gobierno central.

    Saludos

    • Maestro yo dije no todos, algunos. Vos haces el cáclulo individual y yo hago el calculo que haces vos sobre la base del ingreso familiar, y el costo de amortización de un departamento (no todo es alquilado).

  28. Esther permalink

    Pablo, ahora ya leí dos artículos “y medio” de los enlaces de tu entrada anterior.

    Más allá de acuerdos o desacuerdos que puedan existir con respecto a tu opinión o a cómo la expresaste (sobre todo en referencia a Nueva Córdoba), es claro que se está ante un problema identificado como tal en ámbitos de estudios sociales, estudiado y analizado como problema social.

    Creo que echarle un vistazo a uno de estos artículos:

    http://es.scribd.com/doc/92877782/La-sofisticacion-de-la-exclusion-en-los-barrios-ciudades-de-Cordoba-los-nuevos-ghettos-del-siglo-XXI

    Puede aclarar más las cosas, sobre todo llegando al extracto del discurso de inauguración por parte del gobernador de uno de estos barrios-dormitorios. La cuestión no radica en cuánto dinero gasta o no gasta alguien que vive en Nueva Córdoba sino en el nivel de segregación existente. Confieso que leí, una y otra vez, sin terminar de creer que estaba leyendo lo que estaba leyendo.

    Con un nivel de segregación tan patente en el espacio urbano y en lo simbólico, fuerzas policiales con un Código de faltas como el existente y la realidad concreta de que sí somos, los argentinos, discriminatorios, xenófobos y racistas (aunque nos guste considerar que no lo somos), es sólo cuestión de tiempo para que estalle una crisis.

    Saludos.
    Esther

  29. Pablo te paso esto tal vez sume!

    No a la inequidad que genera violencia!
    (del Papa Francisco, para reflexionar….)

    Hoy en muchas partes se reclama mayor seguridad. Pero hasta que no se reviertan la exclusión y la inequidad dentro de una sociedad y entre los distintos pueblos será imposible erradicar la violencia. Se acusa de la violencia a los pobres y a los pueblos pobres pero, sin igualdad de oportunidades, las diversas formas de agresión y de guerra encontrarán un caldo de cultivo que tarde o temprano provocará su explosión. Cuando la sociedad —local, nacional o mundial— abandona en la periferia una parte de sí misma, no habrá programas políticos ni recursos policiales o de inteligencia que puedan asegurar indefinidamente la tranquilidad. Esto no sucede solamente solamente porque la inequidad provoca la reacción violenta de los excluidos del sistema, sino porque el sistema social y económico es injusto en su raíz. Así como el bien tiende a comunicar- se, el mal consentido, que es la injusticia, tiende a expandir su potencia dañina y a socavar silenciosamente las bases de cualquier sistema político y social por más sólido que parezca. Si cada acción tiene consecuencias, un mal enquistado en las estructuras de una sociedad tiene siempre un potencial de disolución y de muerte. Es el mal cristalizado en estructuras sociales injustas, a partir del cual no puede esperarse un futuro mejor. Estamos lejos del llamado “fin de la historia” ya que las condiciones de un desarrollo sostenible y en paz todavía no están adecuadamente planteadas y realizadas.

    Los mecanismos de la economía actual promueven una exacerbación del consumo, pero resulta que el consumismo desenfrenado unido a la inequidad es doblemente dañino del tejido social. Así la inequidad genera tarde o temprano una violencia que las carreras armamentistas no resuelven ni resolverán jamás. Sólo sirven para pretender engañar a los que reclaman mayor seguridad, como si hoy no supiéramos que las armas y la represión violenta, más que aportar crean nuevos y peores conflictos. Algunos simplemente se regodean culpando a los pobres y a los países pobres de sus propios males, con indebidas generalizaciones, y pretenden encontrar la solución en una « educación » que los tranquilice y los convierta en seres domesticados e inofensivos. Esto se vuelve todavía más irritan- te si los excluidos ven crecer ese cáncer social que es la corrupción profundamente arraigada en muchos países —en sus gobiernos, empresarios e instituciones— cualquiera que sea la ideología política de los gobernantes.

  30. DANIEL TORT permalink

    HOLA PABLO:

    TE MANDE HOY UN MENSAJE A PAGINA12. SI PODES CONSULTALO, TE FELICITO POR TU VISIÓN DE LA “GRAN CORDOBA”. SIN LA PROFUNDIDAD DE TU ENFOQUE, ESCRIBI ALGO MUY PARECIDO EN MI PROGRAMA EN SALTA (SOY DE CORDOBA PERO VIVO EN SALTA DESDE HACE 32 AÑOS). SI TE INTERESA PODES VERLO EN “lamadrequelaspario.com.ar” o en SALTA21 se LLAMA “SAQUEADORES Y DOMINANTES”. UN GRAN ABRAZO Y LO DE LA DISCRIMIANCION POR PIEL, VESTIMENTA, PELO O BARRIO DE DONDE VENIS, SE REPITE AQUI TAMBIEN. UN GRAN ABRAZO MILITANTE.,

    DANIEL TORT.

  31. Cacho permalink

    No me considero K, ni peronista. Es más, no por los analistas de la tele, si no por leer en búsqueda propia, me parece más racional la mirada liberal de la economía, me refiero al funcionamiento de la misma, si se le puede decir así. Pero, habiendo estudiado una carrera de Humanidades en la universidad pública, no ignoro ni nunca dejé de lado la mirada sociológica, esa que cuando uno escucha a la gente del barrio y del laburo hablar sobre “la realidad”, te dice por lo bajo que están hablando desde prenociones y prejuicios. Vuelvo a esto luego.

    Mi reacción ante los saqueos y la acción policial, al contrario de veces anteriores, donde seguramente hablan hablado de golpes, esta vez es que si hay al menos un alzamiento por parte de los acuartelados al menos, no contra el gobierno, pues lo mismo me daría que fuera contra Macri (al que, aclaro, no considero ni siquiera opción potable), porque no es contra el gobierno, es contra la Constitución. Quizás por mi mirada un poco liberal, lo veo como una afrenta a las instituciones de la república democrática que tenemos. Incluso con todas las diferencias que puedo tener con muchas medidas del gobierno, quiero que se avance judicialmente contra aquellos que se acuartelaron. Porque lo grave no es sólo la extorsión por el aumento (pedido que considero justo, más no el modo), sino la idea de que se puede hacer con impunidad. Que llevarse por delante la autoridad del soberano, que es el representante del pueblo al fin, y no sufrir consecuencias es lo mismo que estar por encima de la ley (no quita que otros lo hagan de otras maneras, pero ello no justifica tampoco). Es necesario que quede claro en adelante, sin quitar del medio los cambios que sean necesarios, que no se puede pisotear la Constitución.

    Pero lo que digo arriba no quiere decir que no veía lo que subyace, que pensaba algo muy parecido a lo que decís en este post, la menos en general. La indignación de gente contra los “morochos”. Y eso, ahí está lo que subyace, en ese signo “morocho” y todo el valor que abarca el mismo. Todos el análisis que puede hacerse de quienes la usan y quienes son tildados por esa palabra, considero, puede resumirse, coloquialmente al menos, en un post como el tuyo. Yo los escucho y pienso, “pero che, no quieren vivir en una Finlandia por ejemplo, donde se superan estas cosas y viven, no se si igual, pero más parejo?” Y me quedo triste, porque se que ni siquiera lo piensan. No se cómo, pero es tan necesario educar en eso, pero creo que lamentablemente ven en eso “ideología” y eso les asusta. Quizás hay que usar un poco de terminos más iluministas, racionalistas, y hacerles entender que también es ciencia, investigación, y al fin, educación. O alguien ve escandinavos saltando al Mar Bático huyendo del socialismo hacia una Europa libre. Dije que tengo una visión de la economía más bien liberal, y creo, la menos creo, que no me contradigo, porque en esos países veo un mix, una medida justa, entre dejar actuar a los actores de la economía, el privado al fin y al cabo es la gente, y políticas sociales que tienden a emparejar. No veo seguido noticias de saqueos, ni tumultos, ni acuartelamientos, etc, acerca de esos países.
    Creo que debo aclarar, realmente, no se nada acerca de cómo ven y tratan al extranjero. Quizás eso modificaría lo que digo. Pero se entiende lo quiero decir.

    Bueno, no quiero hacer un comentario interminable, creo que se comprende, aunque sea escuetamente lo quería comentar.

  32. Datoduro permalink

    Homicidios por 100.000 habitantes en 2013:
    Cordoba: 6.9
    Rosario (ciudad): 21
    Villa Gobernador Galvez (pegada a Rosario): 43

    Si la diferencia a favor de Cordoba es por las ciudades dormitorios, el control policial alrededor de ellas, y la presencia de mucha policia en la calle, que sigan asi porque van bien.

    • Antes que nada: disculpa la demora en aprobar el comenario había dejado colgado el blog por meses.

      1-No se como estan distribuidos los asesinatos en Córdoba (habría que ver eso no?).
      2-Con argumentos que estadísticamente podrían ser buenos aprobas lo que yo estoy críticando: la segregación. Desde mi punto de vista nada me da tanto la razón como lo que decis: no por que el dato sea cierto o no, que podría serlo sino por que tenes la honestidad de decir que lo que esta en juego es una forma de segregación. Desde el punto de vista de discernir y describir el fenómeno no tenemos ninguna diferencia. Yo entiendo tus motivos para segregar de la misma manera que entiendo muchas cosas y me es util entender. De ahi no se deduce que yo justifique la política que vos recomendas. Disculpa la demora en aprobar el comenario había dejado colgado el blog por meses.

  33. artemio permalink

    O hace mucho que no venis por Córdoba(yo diría más o menos desde que naciste),o no conocés Córdoba, o estas escribiendo sobre “otra” Córdoba…

  34. Hace mucho que no entraba a mi blog. Así que sólo ahora pude ver y aprobar el comentario. Tu lectura estrecha lo que dije en el artículo: ni yo dije que es sólo la desigualdad ni vos demostras que ese factor no sea importante. Las caracterizaciones sociales son más ampli<s como lo exigis, pero era eso loque se podia escribir a horas de los hechos, en espacio breve, y en un debate que no es con lo que vos decis sino con las formas en que desconocieron el problema persoans especializadas en reconocerlo. Por lo demás: me resulta extraño que ni por casualidad aludas a un factor central: la policía, sus intereses, y las victimas nunca menguantes del sistema de segregación territorial que vive Córdoba. Y me quejaba de gente que se la pasa hablando de clases y no las ve cuando las tiene enfrente. En tu caso es al reves: a vos ni se te ocurre que es posible hablar de clases y las negas contra toda evidencia. Por desgracia estan las estadisticas sobre la violencia policial para contradecirte. Miralas y después hablamos.

Trackbacks & Pingbacks

  1. ¿Quién y cómo podrá reunirnos? ~ María Esperanza Casullo ~ Infobae.com
  2. Estamos hasta las manos | Gerardo Fernandez
  3. ​miércoles 18 de diciembre de 2013 : ©nadakedecir*
  4. Police Protests: Exposing the Debts of Democracy - The Argentina Independent | The Argentina Independent
  5. Lugares comunes | 7tres
  6. CÓRDOBA. Lo que está detrás de los saqueos
  7. DILEMAS. Los hermanos sean unidos… ¿dónde?
  8. 04/12/2013 Córdoba y los abismos de la desigualdad | Caminante Digital

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: